20 abril 2006

Viviendo el Coaching


Llevo muchos meses haciendo prácticas de coaching, y jamás había experimentado las sensaciones que estoy viviendo desde que comencé a trabajar con clientes de pago, con clientes desconocidos, con clientes que no quieren darte sus datos personales porque, logicamente, no saben quien eres, sólo conocen la ficha que tu mismo has puesto en Internet en la sección "coach profesional", sólo conocen las frases elocuentes que se te han ocurrido escribir para impactar en los desconocidos, sólo conocen las fotografías originales que has "pegado" en tu web/blog y que por supuesto muestran una enorme sonrisa. Pero todo esto termina, cuando realizas tu sesión de prueba, gratuita o no, y ahí comienza el verdadero coaching, y ahí... comienza el verdadero coach. Ahí, es donde te empiezas a poner de verdad las pilas, donde comienzas a recordar todos los momentos que has vivido en los cursos que has estado realizando, donde comienzas a desempolvar y ojear los libros relacionados con coaching que tienes en la estantería, y donde puedes desaparecer como coach, si no confías en ti mismo, o por el contrario, donde comienzas a despertar el gigante "coach" que cada uno llevamos dentro de nosotros. Yo asumí mi papel de principiante, sigo asumiendolo y creo que lo asumiré durante muchos años, y no por ello decidí "huir" y tener miedo en mis sesiones de coaching, todo lo contrario, decidí confiar en mí, decidí confiar en el cliente y utilizar toda mi intuición y mis conocimientos para poder dar las respuestas que ellos requerían y esperaban de mí. Gracias a esa confianza con la que decidí abordar mis sesiones de coaching, he experimentado las emociones de las que ahora disfruto constantemente, amor por el coaching, pasión por mis clientes, seguridad en mi y mis acciones, un nivel de autoestima impresionante, un nivel extraordinario de sinceridad, una ansiedad por devorar más formación de coaching y unas ganas impresionante de que llegue la siguiente sesión de coaching. Y todo ello porque comprendí la importancia de no tener miedo. No lo tengas tú, confía en tu intuición y deslumbra a las personas que te rodeen.

1 Comments:

Blogger Miss Ellie said...

I wish I could read Spanish... I'd love to read all that you are learning and therefore teaching!! Keep going Pepe!!!!!

2:39 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home